Destino mágico a orillas del Río Sagrado

Si has pensado alguna vez en viajar a la India para un viaje de yoga, Rishikesh es el destino.
La ciudad, conocida por ser la capital mundial del yoga, es calificada por muchos de mágica. Las razones: un sinfín de actividades en un entorno perfecto para activar los cinco sentidos.
Un viaje a un lugar sensorial para disfrutar del mejor yoga y meditación, impartido por reconocidos maestros y el punto de encuentro para conocer a otros seguidores de este estilo de vida.

 

El viaje de yoga a Rishikesh y los motivos por los que ir

Rishikesh es una ciudad perteneciente al estado de Uttarakhand, conocido por sus bellos parajes naturales. La capital del yoga está bañada por el “río Sagrado”, el Ganges, lo cuál la hace uno de los lugares de peregrinación para los Hindús y un enclave con una energía increíble.

En el año 1968 “The Beatles” visitaron la ciudad para participar en un entrenamiento de meditación transcendental, motivo que despertó gran curiosidad en occidente hacia la India y en especial Rishikesh así como el yoga y los retiros espirituales. Además hay que destacar que el grupo británico tuvo su momento musical más productivo durante su estancia en el centro espiritual, dónde compusieron 48 canciones, la mayoría de ellas grabadas para el “White Album”. Desde entonces al Ashram Chaurasi Kutia, se le conoce como el Ashram de los Beatles y es uno de los lugares más visitados de la ciudad, al que acuden multitud de curiosos.

¿Qué hacer en la capital mundial del yoga?

Indudablemente, yoga. Hay un sinfín de escuelas de yoga que ofrecen desde cursos de profesorado a clases sueltas en multitud de modalidades de esta disciplina, sin olvidarnos de los retiros espirituales en Ashrams a orillas del Ganges.

Pero además, entre sesión y sesión, Rishikesh ofrece muchas actividades y lugares de interés. El templo Trayambakeshwar, es el templo más visitado y está situado a orillas del río justo delante del puente colgante Laxman Jhula. Para llegar a la cima, tendrás que subir 13 pisos, pero bien merece la pena ya que las vistas desde arriba son increíbles.


Algo que no te puedes perder es el “Aarti” o ritual-ofrenda de fuego que tiene lugar cada día durante el atardecer; los dos más importantes son el de “Triveni Ghat”, dónde confluyen los 3 ríos Sagrados (Ganges, Yamuna y Saraswathy) y el del Ashram Parmath Niketan, en la zona de Ram Jhula.

El amanecer y atardecer son el mejor momento para practicar yoga en los márgenes del río, verás que son muchos los que se suman a esta práctica y además entenderás el por qué. Y si lo que buscas es un rato de silencio y paz, las playas del río son el lugar perfecto para meditar.

Durante el día serás testigo del baño de cientos de creyentes que se purifican y limpian sus pecados en las aguas sagradas, algo que tu también puedes experimentar en varias playas adaptadas para ese fin, y si bañarte te da respeto siempre puedes mojarte los pies en alguno de los Ghats.

 

Si tu viaje coincide con el “Festival Internacional de Yoga”, estarás de enhorabuena porque si la ciudad merece la pena en cualquier época del año, ¿qué decir de la semana internacional de yoga? La ciudad se convierte en el enclave del yoga por excelencia así como en el punto de encuentro internacional y multitudinario de los amantes de esta disciplina.

 

El plan perfecto para los aventureros y amantes de la naturaleza.

Si te apetece y si te atreves, claro está, la ciudad ofrece la posibilidad de realizar deportes de aventura como rafting, puenting, rutas de senderismo, rutas en kayak e incluso paseos panorámicos en globo.

Si quieres descubrir más y dispones de tiempo, te recomiendo la excursión a Gangotri (a 200km de Rishikesh), el lugar donde nace en río Ganges. Una visita obligada que, no obstante, no podrás hacer si tu viaje es entre los meses de noviembre a abril: el periodo de tiempo en el que las carreteras de acceso están cerradas por la nieve.

Planes y más planes en este viaje de yoga a la India, donde desde luego no te puedes olvidar de disfrutar de un buen “Masala Chai”, el famoso té indio con especias, en algunos de los puestos más antiguos de la ciudad.

Si te gusta el yoga y has pensado alguna vez en ir a la India, ¿a qué esperas para preparar tu viaje a la capital mundial del yoga? Inspírate con nuestro viaje al Festival Internacional de Yoga de Rishikesh 2019!